El acto en cuestión (Alejandro Agresti / 1993 / Argentina-Holanda) El eslabón perdido

 

 

elacto1

Esta película está dedicada a la memoria de nuestro recientemente desaparecido mago, el gran Miguel Quiroga. Con su acto, él se recorrió en sucesivas giras todo el mundo. Pero su felicidad siempre se encontró mucho más cerca de lo que él se imaginaba. Ahí nomás, a unos metros. Sus famosos asuntos amorosos y los secretos que vivieron torturando su dislocada vida interior han sido minuciosamente investigados por un grupo de científicos, astrólogos, adictos a las cosas raras y deportistas. Así es que confeccionamos esta cinta que tratará de ilustrar, desde sus comienzos, la vida del ilusionista de San Cristóbal. Para vos, Miguelito, es esta película, que es tu vida, y que es, también, el acto en cuestión.

Si tuviera que escribir una historia contrafactual del cine argentino, esa historia empezaría así: ¿qué habría pasado si El acto en cuestión se hubiera estrenado en 1993 y no en 2015? Todavía no sabemos qué va a pasar cuando se estrene; de hecho, hay demasiado silencio en torno a lo que promete -debería- ser uno de los acontecimientos cinéfilos del año. No es extraño: película maldita como pocas en nuestra cinematografía, El acto en cuestión tenía (tiene) todo para ser una de esas películas que sacuden a los espectadores de su letargo. Pero la historia del cine es impredecible y, como si fuera parte de uno de esos trucos de magia que su protagonista no termina de dominar, la película se pasó prácticamente 20 años siendo un secreto a voces, sorprendiendo de vez en cuando a algún que otro cinéfilo desprevenido, apenas mencionada en los márgenes de nuestras historias del cine.

el-acto

El acto en cuestión es una película holandesa en los papeles, argentina de alma, y extraterrestre en lo que al devenir del cine argentino respecta: tan lejos de la solemnidad declamatoria del cine de la postdictadura como del realismo del Nuevo Cine Argentino, no hay cómo ni dónde encuadrarla en las categorías que nos permiten contar el cuento del cine nacional. Por eso, y volviendo a la ucronía del principio, al verla es inevitable preguntarse qué habría sucedido si la película se hubiera encontrado con sus espectadores coetáneos. ¿Cómo habría recibido el establishment el humor con el que Agresti encara la cuestión de las desapariciones? (sí, dijimos “humor” y “desapariciones”). ¿Cómo habrían recibido los futuros cineastas y espectadores del Nuevo Cine Argentino una película que se construye desde el más puro artificio y se asume, orgullosa, como un pastiche desmedido? “Soy maximalista” dice Agresti, y se despega de un cine argentino cuyas raíces se hunden en el realismo. Pero dice también: “La riqueza está en la combinación del todo. La Argentina es combinación de estilos. Lo que trato de hacer con mis películas es combinar, manosear, dar vuelta y eso acá es una tradición: la mezcla. Es patético cuando alguien quiere limitarse a un estilo: si puede haber un estilo argentino está en los ruidos y en la mezcla”. Y se construye otra filiación, que también está profundamente enraizada en la cultura argentina, aunque de otra manera, y plantea una historia del cine alternativa echando mano de los elementos más diversos.

“Las cosas no pertenecen al que simplemente las enuncia; las cosas pertenecen al que las lleva a cabo. Nada somos, todo lo repetimos, todo lo escuchamos o lo leímos. Ese, queridos amigos, es el verdadero acto en cuestión: el querer creer desesperadamente que somos algo por nosotros mismos”.

acto-800x360

Excesiva como es, El acto en cuestión es una película que convoca al desborde de adjetivos, pero a la vez se escapa de todo intento de síntesis; por eso es difícil encontrar una manera “objetiva” de recomendarla. No es una película perfecta, tal vez por ese mismo exceso, pero también por eso su fuerza es innegable, así como es innegable su amor infinito por el cine y por ese acto de magia insuperable que es la ficción.

También podría interesarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>